martes, 10 de febrero de 2009

Nemátodos y elefantiasis









Millones de personas del mundo en desarrollo sufren innecesariamente la enfermedad llamada elefantiasis –que genera un aumento enorme de algunas partes del cuerpo– porque no pueden costear el tratamiento o sienten vergüenza de buscar ayuda, informaron expertos.
La elefantiasis, que se caracteriza por una fuerte inflamación de los brazos, las piernas, la cabeza, los genitales o los pechos, afecta a 40 millones de personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pese a que la terapia en etapas tempranas es relativamente sencilla.
Investigadores que estudiaron el efecto de la enfermedad en Sri Lanka afirmaron que, debido al tratamiento en clínicas privadas, muchos acaban en la pobreza.
Fallas. La investigación sugirió que los funcionarios de salud y los grupos de asistencia fallaban, y descubrió que los pacientes que padecen esta condición suelen elegir costosas clínicas privadas, más discretas, en lugar de optar por el tratamiento público gratuito.
“Los hogares que ya tenían ingresos bajos fueron empujados casi a la indigencia, de donde es imposible escapar”, escribió el equipo de David Molyneux, de la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool, en un artículo publicado en Public Library of Science .
La dolencia, también conocida como filariasis linfática, es provocada por Nemátodos, gusanos parasitarios diminutos, transmitidos por mosquitos, que pueden vivir por años dentro del organismo humano y prosperar en el sistema linfático.