jueves, 28 de agosto de 2008

BIOMAS y ECOSISTEMAS

El concepto ecosistema, como categoría científica, es relativamente actual, puesto que A. G. Stanley (ecólogo ingles) lo propuso en la década de los años treinta. No obstante, como término era usado con bastante anterioridad.
Hacia finales del siglo pasado, cuando se formalice el estudio de la interrelación entre los organismos y el ambiente, surgieron términos como el de Karl Mobius, biocenosis, que se refería a la comunidad de organismos que habitan un arrecife; o el término microcosmo que utilizo S. A. Forbes para designar un lago. Hubo otros que implicaban esa interrelación, como geobiocenosis y biosistema, pero el ter­mino de ecosistema resulto ser mas sencillo y memorizable, tanto en el habla hispana como en la inglesa.
Pero, ¿como se define al ecosistema? Es el conjunto formado por una comu­nidad de organismos que interactúan entre si y con el medio en que viven. La idea esencial que lo describe es su función integradora, es decir, abarcar a los seres vivos y la relación que tienen con su medio en el sentido de una interdependencia obligada.
Para ampliar este concepto clave de la ecología, requerimos aludir a sus vínculos con otros conceptos como: biocenosis, biotopo, bioma y biosfera.
Como se puede observar, tanto en la vida personal y escolar, como por las lecturas de la presente antología, existen ligas indisolubles entre los seres vivos y los factores abióticos circundantes que forman a la naturaleza inerte.
Para poder definir y comprender el concepto de ecosistema, se requiere el análisis de los otros conceptos como biocenosis y bioma.
Se ha utilizado el término biocenosis como sinónimo de comunidad, a la cual se le define como una agrupación de organismos de diferentes especies, cuya peculiaridad mas importante es la de presentar una determinada composición, la cual se debe a la indispensable interacción con su espacio físico correspondiente.
Por otra parte se conceptúa al bioma como la comunidad biológica o biocenosis, que ocupa una parte de la biosfera y es influida notablemente por el factor climático y, por consiguiente, localizada en una latitud determinada. Este termino fue propuesto por Clemens para referirse a un complejo de organismos localizado en una región; sin embargo, Paul Colinvaux en su obra Introducción a la ecología, no lo considera totalmente adecuado porque no incorpora en dicho complejo a la totalidad de factores abióticos, que en suma forman el ambiente del bioma, y no deben separarse ambos grupos de componentes (orgánicos e inorgánicos). Cualquier evento ocurrido dentro de un ecosistema, afecta a todas sus fracciones. En el esquema siguiente se enfatiza la influencia ejercida por los componentes del ecosistema. Por ejemplo, el suelo determina a la vegetación y esta influye en el microclima y también en el suelo.
A menudo, los ecosistemas similares o relacionados se agrupan en clases mayores llamadas biomas. Los bosques tropicales, los pastizales y los desiertos son ejemplos. Aunque más extenso y complejo que el ecosistema, el bioma sigue siendo en esencia una comunidad biótica sostenida y limitada por los factores abióticos del entorno. De nuevo, en general, no hay límites precisos entre los biomas, sino que se superponen en regiones de transición. En realidad, no hay un acuerdo cabal entre los ecologistas sobre si ciertos ecosistemas deben ser sumados a alguno de los principales biomas o bien si hay que considerarlos biomas aparte.
Los Biomas del mundo se componen de una vegetación con una fisonomía similar, aun y cuando tengan o no parentesco taxonómico, y los animales asociados a ellos están adaptados a esa formación.
Cada bioma tiene su correspondencia con el clima y puede acoger diferentes ecosistemas. En la siguiente tabla se muestran los principales ejemplos y sus correspondientes tipos climatológicos.