jueves, 6 de septiembre de 2007

Mapas Conceptuales

Mapas conceptuales como instrumentos de aprendizaje
Un mapa conceptual es una herramienta o un método a través del cual los diferentes conceptos y sus relaciones pueden ser fácilmente representados. Los conceptos guardan entre sí un orden jerárquico y están unidos por líneas identificadas por palabras que establecen la relación que hay entre ellos. Si nuevas experiencias suministran una base para el aprendizaje significativo, se añadirán nuevos conceptos al mapa conceptual de un individuo y/o se harán evidentes nuevas relaciones entre conceptos previos Es importante además, hacer notar que:
— Cada mapa conceptual es único.
— Un mapa conceptual, de preferencia, no debe ser simétrico.
— Un mapa conceptual representa información, por lo tanto es lo único que debe contener.
— Los errores que aparecen en los mapas conceptuales identifican errores en la relación entre los conceptos.
Construcción de un mapa conceptual
Identificar los conceptos que se incorporarán en el mapa
Reconocer cuál es el concepto más general, éste es el que debe ir en la parte superior. Colocar los otros conceptos del más general al menos general, (como lo son, por ejemplo, los ejemplos) de arriba hacia abajo.
Unir los conceptos con Líneas caracterizadas por palabras que no son conceptos. Encerrar los conceptos con una línea.
Ejemplo:
Para ilustrar la construcción y el uso de los mapas conceptuales se presenta uno de ellos construido a partir del siguiente texto sobre el hielo, empleado a nivel de bachillerato.
Todos sabemos que el hielo es menos denso que el agua. Cuando lo vemos flotar en ella percibimos indirectamente los enlaces por puentes de hidrógeno que hay en este compuesto.
En la molécula de agua, un átomo de oxígeno con seis electrones se enlaza con dos átomos de hidrógeno. Gracias a los dos enlaces covalentes polares, el oxígeno tiene ahora la configuración electrónica del neón. La molécula no es lineal, sino angular. El puente de hidrógeno se establece entre los pares solitarios de electrones del oxígeno y los átomos de hidrógeno de otra molécula. La estructura del hielo, ordenada hexagonalmente a través de estos enlaces, tiene canales vados en su interior. Cuando el hielo se calienta y funde, los espacios intermoleculares se reducen y en consecuencia el volumen, por lo que la densidad del líquido resulta mayor que la del sólido.
Siguiendo los pasos anteriormente descritos tenemos:
1.- Identificar los conceptos que se incorporarán en el mapa.
En este caso reconocemos los siguientes:
hielo, sólido, líquido, moléculas de agua, átomos, oxígeno, hidrógeno, densidad, covalente, puente de hidrógeno, angular, estructura hexagonal.
2.- Reconocer cuál es el concepto más general, éste es el que debe ir en la parte superior. Colocar los otros conceptos del más general al menos, (generalmente son los ejemplos) de arriba hacia abajo. Esta selección depende del tema (en este caso el texto en cuestión) y del conocimiento del alumno. Puede ser particularmente complicada en la parte central; sin embargo como ya se dijo, el orden no implica error, éste se encuentra en las relaciones que se establecen entre los conceptos.
Más general: hielo, átomos, moléculas de agua, sólido, líquido, densidad, oxígeno, hidrógeno, covalente, puente de hidrógeno
Menos general: angular angular, estructura hexagonal
3.-Unir los conceptos con líneas caracterizadas por palabras que no son conceptos.
Encerrar los conceptos con una línea (cuadro, rectángulo, globo).
Las conexiones entre los conceptos son establecidas.
El mapa conceptual resultante, uno de entre muchos, se muestra a continuación.