viernes, 23 de enero de 2009

REINO PLANTAE

El reino de las plantas comprende aproximadamente 350 mil especies conocidas que varían desde los organismos unicelulares hasta árboles enormes, lo que demuestra las relaciones evolutivas entre todas ellas.
El Reino Plantae incluye a:
Plantas No Vasculares: Phylum Rodophyta, Phylum Phaeophyta, Phylum: Chlorophyta, Phylum Bryophyta.
Plantas Vasculares o Metaphyta: Phylum Tracheophyta.


Rodofitas, Feofitas y Clorofitas son algas o plantas acuáticas; se caracterizan por no presentar tejidos que conduzcan agua o sustancias elaboradas, es decir carecen de un sistema de transporte o vasos (sistema vascular), además de no tener raíces, tallos ni hojas verdaderas, ya que por vivir en el agua, ésta y los minerales disueltos en ella son fácilmente accesibles a todas las partes de la planta. El agua además les brinda sostén.
Briofitas, al igual que las anteriores, son plantas no vasculares, ya que también carecen de sistema de transporte, raíces, tallos y hojas verdaderas, pero a diferencia de ellas, son plantas terrestres.

Traqueofitas, son plantas terrestres más complejas; poseen tejidos especializados para transportar agua y sustancias elaboradas a través de toda la planta, por lo que son llamadas plantas vasculares. El agua y los minerales suben desde la tierra a todas las partes de la planta por un tejido conductor llamado xilema; en tanto las sustancias elaboradas por la planta durante la fotosíntesis, bajan y se distribuyen a todo el cuerpo de la planta por el tejido llamado floema. Tanto xilema como floema están formados por células rígidas por lo que también sirven de sostén a la planta. Las traqueofitas o plantas vasculares son las más conocidas e incluyen a los helechos, los pinos y a las plantas con flores.

Plantas acuáticas no vasculares
Phylum Rodophyta
Las Rodofitas son llamadas algas rojas, están dotadas de un pigmento rojo llamado ficoeritrina además de poseer clorofila; son marinas generalmente pluricelulares conociéndose unas 3 mil especies. Entre sus principales características están:
Ser especies macroscópicas marinas, poseer clorofila “a” y “d” (pigmentos que poseen un complejo formado por porfirina y magnesio, pero carecen de la “b” y “c”). Viven en profundidades entre 100 y 175 metros donde sólo llega la luz verde, azul y violeta. Muchas tienen un recubrimiento de carbonato de calcio, lo que les da la apariencia de un pequeño coral o árbol petrificado. Algunas algas rojas, como las del género Gelidium están rodeadas de sustancias gelatinosas como el agar que se utiliza en los laboratorios para cultivo de microorganismos; en la industria alimenticia para espesar el yogurt y helados, así como para preparar dulces, ates, mermeladas y purés.
Presentan reproducción asexual y sexual, la mayoría produce óvulos y espermatozoides en estructuras especializadas de su cuerpo; ninguno de ellos se mueve, pero las corrientes de agua llevan los espermatozoides hasta los óvulos.

Phylum Phaeophyta
Las feofitas o algas pardas, son de gran tamaño, pudiendo llegar a tener hasta 100 metros de longitud; todas son fotosintéticas y la mayoría viven en las costas rocosas de los mares especialmente en las regiones templadas (de 1500 especies, solo tres son de agua dulce). Crecen en aguas poco profundas y están expuestas al aire durante la marea baja.
Las feofitas tienen un conjunto de pigmentos característico: sus plástidos, llamados feoplastos, contienen las clorofilas a y c, pero nunca la b.
El color de las algas pardas proviene del pigmento fucoxantina, almacenan un carbohidrato llamado laminarina.
Aunque se encuentran típicamente bordeando las costas, algunas algas de este phylum forman grandes masas que flotan en el interior de los océanos, como el famoso género Sargassum del mar de los Sargazos.

Phylum Chlorophyta
Es el más grande de las algas, y sus miembros son muy diversos; presentan un intenso color verde debido a la clorofila y a los pigmentos amarillos asociados a ella.
Las clorofitas se encuentran bien representadas tanto en aguas dulces como en aguas saladas, otras viven en la nieve, en el suelo y en los árboles.
Los pigmentos y las sustancias químicas en las paredes celulares de las algas verdes son muy parecidos a los de las plantas superiores.
Pueden consistir de una célula, una colonia, un filamento, o una placa de células.
Se cree que las clorofitas representan la línea principal de evolución hacia las plantas superiores, por lo que se han realizado múltiples estudios con respecto al origen de la pluricelularidad, evolución y la alternancia de generaciones (proceso en el cual una generación diploide es seguida de una haploide durante el ciclo de vida del organismo).
Ejemplos de algas verdes: unicelular, Chlamydomonas, Chorella; colonial, Volvox, Hidrodictyon; multicelulares: Ulothrix, Spirogyra y Ulva.