lunes, 8 de diciembre de 2008

ESPECIACIÓN

La especiación es el proceso de generación de nuevas especies a partir de una y es el resultado de la adaptación. Esto requiere que se produzcan barreras reproductoras entre las especies incipientes. Cuando una población queda separada por barreras geográficas (como el mar, el desierto, un río o una cordillera), ésta se adapta progresivamente a las nuevas condiciones ambientales por medio de la selección natural, modificando algunas de sus características.
Si las condiciones ambientales perduran por muchas generaciones, se habrá generado en la población una serie de cambios que la harán diferente de la población original. Se desarrollará una raza, una subespecie o una variedad y si la duración del aislamiento geográfico es mayor; cuando las dos poblaciones vuelven a estar en contacto, la ausencia de fertilización indica que cada una es una especie diferente. Se considera que una nueva especie puede originarse por este mecanismo cada millón de años.
También pueden producirse nuevas especies por poliploidía y es una especiación extraordinariamente rápida ya que la producción de cromosomas se produce durante una generación. Este fenómeno es poco común en animales pero muy frecuente en vegetales. De hecho, muchas de las plantas domésticas (trigo, algodón, tabaco, manzano, álamo) se obtuvieron del cruzamiento de diversas variedades que, por lo general, producen híbridos poliploides.